El Blog

Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Biblioteca Virtual
Documentos:

Scribd


Enlace destacado:

QueGestionamos
Blog: Qué Gestionamos






Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Octubre del 2007

Precios de alquileres por día en Bs As

Por GestiónCultural - 30 de Octubre, 2007, 9:40, Categoría: Economía

AUMENTA LA CANTIDAD DE ALQUILERES TEMPORARIOS DE DEPARTAMENTOS A EXTRANJEROS

Pagan hasta US$ 1.000 por semana por alquilar en Capital por un loft en los barrios más caros: Puerto Madero y Recoleta. En el resto, un departamento dos ambientes promedia los US$ 550 por siete días. Para el mercado local redondea los $ 900, al mes.
El boom turístico, la llegada masiva de estudiantes extranjeros y la radicación de multinacionales abrió un nuevo foco en el mercado inmobiliario porteño, el de los alquileres temporarios. Con valores que igualan a veces a ciudades como Nueva York, Roma o Madrid, el hospedaje en departamentos alterna buenas y malas. Y en la historia de la oferta y demanda, con propietarios, inquilinos, promotores e inmobiliarias como actores principales, sobrevuela un halo de fantasía que abre un interrogante ¿es realmente negocio?: la ilusión de ganar dinero fácil se instala en el imaginario.
Con todo, los turistas y viajeros pagan hasta US$ 1.000 por semana por un departamento tipo loft en Recoleta o Puerto Madero, los barrios más caros. Para comprender el fenómeno quizá haya que intentar una disección. ¿Qué opinan los propietarios? Alfonso Balboa tiene un departamento de cuatro ambiente en Recoleta. Era su casa hasta que su esposa se quedó sin trabajo. Con la indemnización lo reformaron y lo pusieron en alquiler. Ahora viven en Belgrano, junto a dos hijos más uno en camino, en la casa que le alquilan a su abuela. "Lo pusimos a full, hasta instalamos un doble vidriado, para insonorizar los ambientes. Se puede alojar una familia con tres chicos", cuenta.
La mayoría de sus inquilinos fueron estadounidenses, de un nivel económico alto. Pagan 2.000 dólares el mes, US$ 1.500 los quince días o US$ 840 la semana. Su mujer se encarga de hacer el check in y el check out y lo publican en 25 inmobiliarias y páginas web. En promedio lo tienen alquilado doce días al mes. A Balboa le parece un negocio interesante: "me parece que la movida hay que hacerla sin endeudarse, así no se compromete el patrimonio", opina.
Como la clientela llega desde el exterior, buena parte de la oferta se hace desde Internet. Pablo Blay trabaja con alquileres temporarios desde el 1998 y tiene publicados en
www.bytargentina.com más de 1.200 departamentos. Empezaron alquilando habitaciones para estudiantes en casas de familias y en el 99 comenzaron a delinear el negocio actual: "ahora es una obviedad, pero en aquel momento impusimos la línea control y televisión por cable dentro del precio del alquiler", cuenta Blay.
Para subir la propiedad a la web hay que cumplir dos requisitos imprescindibles: la ubicación —los barrios preferidos son Puerto Madero, Palermo, Recoleta, Centro, San Telmo, Abasto, Las Cañitas, Belgrano, Colegiales y Núñez—, y el mobiliario y equipamiento —aire acondicionado, tv por cable, microondas, vajilla nueva, sábanas y toallas, banda ancha y baños y cocinas modernas—. En promedio, los extranjeros se quedan entre una semana y un mes y pagan alrededor de U$S 550 por siete días por un departamento de dos ambientes, que a un porteño le cuesta unos $ 900 mensuales.
Pero hay quienes relativizan el negocio. Daniel Moya es abogado y periodista y tiene un departamento en alquiler de 75 m2 en Coronel Díaz y Santa Fe. Haciendo un promedio durante todo el año, lo tiene alquilado dos semanas por mes. Cobra alrededor de US$ 460 la semana, menos el descuento del 20% de comisión que le paga a la página web que se lo publica. Y enumera buenas y malas del negocio: "la ventaja es que los turistas lo usan para dormir y bañarse, no te lo "gastan". Las desventajas son varias: hay mucha oferta, pagas expensas muy caras, la inversión inicial es alta y competís con hoteles cinco estrellas, por eso tenés que incluir servicios premium. Lo peor: "alquilarlo a estudiantes, te lo llenan de gente y te enterás por el consorcio que organizan fiestas todo el tiempo", cuenta.
Armando Pepe, titular de la inmobiliaria homónima, aporta: "antes los que alquilaban departamentos eran los que no accedían a un crédito y los estudiantes del interior. Ahora se sumaron los turistas, y los estudiantes y empresarios extranjeros. Más jugadores en la misma cancha. Hay muchos departamentos que se volcaron a este negocio y descuidaron el mercado interno", explica. Reconoce que si se logra hacer un contrato de alquiler corporativo, entonces el negocio puede ser muy rentable.
Y la clave para lograr un contrato de este tipo, sin pasar por una inmobiliaria, es tener contactos dentro de una multinacional. Agustina D'Esposito coordina operaciones en todo Latinoamérica para una gran empresa que recibe empleados que llegan desde otros países. Contrata directamente con dueños de departamentos en el Centro y Recoleta. "Con los propietarios es más fácil negociar, aunque saben que tratan con una empresa. Pagamos alrededor de US$ 600 por un departamento de dos ambientes. Hacemos contratos por cuatro o seis meses y si es necesario los renovamos", cuenta. Y calcula: pagan alrededor de US$ 20 de alquiler por día. ¿En que hotel podrían alojar a un ejecutivo o a un gerente por ese dinero?.

Hoteles de lujo
En Capital por una habitación doble en un hotel cinco estrellas se paga más de U$S 200. En el Hilton la doble standard cuesta 296, con desayuno incluido y en el Sheraton de Retiro la doble ejecutiva cotiza a 260.

Para un norteamericano, la mejor opción
Francis Natali ya tiene experiencia en esto del alquiler temporario. Es la segunda vez que está de visita por Buenos Aires y nuevamente eligió hospedarse en un departamento. Como usa el transporte público para moverse por la Ciudad, el barrio de Palermo le resulta cómodo. "Me gusta la zona y, para una estadía larga como la mía, me parece que el departamento es la mejor opción. Lo prefiero antes de hospedarme en un hotel o en un hostal", cuenta este hombre de Port Townsend, Washington. Se quedará aquí tres meses y pagará alrededor de U$S 800 por cada uno.
La primera vez que vino de visita, mientras buscaba información sobre el país en la web, encontró la página de bytargentina y reservó un departamento on line: "en aquel momento venía con algo de incertidumbre porque había contratado todo por Internet. Pero ya comprobé que los departamentos son tal y como se ven en la página". Cuenta que la gente que elige este estilo de hospedaje conoce cuáles son las empresas serias, "el boca a boca funciona".
Para Francis lo mejor de alquilar un departamento es "que podés cocinar. Además tenés privacidad y ambientes con muy buen espacio", detalla. El precio que paga le parece justo: "es el precio del mercado. Pero no recomiendo esta forma de alojamiento si viajás solo o visitás por primera vez el país". Y explica: "En un hostal tenés contacto con la gente y podés armar grupos para salir de visita por la Ciudad".

Permalink :: 35 Comentarios :: Comentar Referencias (0)
Etiquetas:

Seminario sobre fotografía en Mercedes

Por GestiónCultural - 29 de Octubre, 2007, 12:40, Categoría: General

Seminario/Taller
Luis R. Morilla

4 de noviembre, 9.30 hs
Club de Leones
Calle 22 e/ 13 y 15 - Mercedes BA
http://www.luisrenemorilla.com.ar/curric_a.html


COMPOSICION Y VISION.
Por la mañana.
A partir de las 9.30 hs, mientras nos acreditamos tomamos un cafecito con media lunas (esta incluído en el precio):

Conversación con los asistentes.
Evaluación de conocimientos.
Principios.
Fundamentos.
Generalidades-
Reglas de oro

El tema
La toma.
Encuadre./ Enfoques.
Las líneas.
Las formas.
Equilibrio.
Puntos de interés.
Recorrido visual.

Por la tarde. A partir de las 14.30 hs
Fotografías con elemento humano.
Composición en el retrato.
Fotos de niños
Composición en el paisaje.
Como realizar un "ensayo fotográfico".
Componer en color.
Análisis de las fotografías de los presentes. No olviden llevar sus fotografías.
Los que quieran ver más de Luis R. Morilla, les recomiendo visiten su site.

http://www.luisrenemorilla.com.ar/

Entradas con almuerzo: únicamente anticipadas
hasta el 1 de noviembre.

Entrada general $ 80

Entrada con Almuerzo (Asado, ensalada, bebídas) $ 100

Consultas: info@fotoclubmercedes.com.ar

Permalink :: Comentar Referencias (0)

Ser Creativo

Por GestiónCultural - 29 de Octubre, 2007, 9:41, Categoría: Marketing

¿Qué
significa
ser creativo?

El caso de la cinta scotch
Iniciamos aquí una serie de notas sobre el conocimiento en las organizaciones. Comenzaremos con una revisión de los conceptos básicos, para pasar luego a la generación transferencia y retención del conocimiento y su gestión.

El conocimiento se ha convertido en un factor de la producción. Tal vez lo haya sido siempre (aunque imperceptiblemente). Ahora, se ha vuelto evidente de la mano de la aceleración de los tiempos provocada por la revolución en los transportes y de las telecomunicaciones.
La consecuencia más directa de la globalización es que, aun cuando las barreras regulatorias de los países son mayores de lo que suele decirse, toda producción con márgenes de rentabilidad interesantes termina compitiendo (tarde o temprano) con alguien que, en cualquier otro lugar del planeta, lo hace mejor, más rápido o más barato.
Entonces, como nadie quiere que su producto se convierta en un "commodity", achicando sus márgenes y compitiendo sólo vía precio, todos están obligados a innovar.
Innovar implica ser creativo pero mucho más que eso: es darle forma organizativa a la creatividad con el objetivo de aumentar el valor de los productos mucho más que sus costos.
La innovación suele implicar creatividad y rigor, y no se da solamente en el producto mismo. Se puede innovar en cualquier cosa que aumente su valor a los ojos del cliente. Se ha dicho con razón que, si inventar es poner dinero para sacar ideas, innovar es poner ideas para sacar dinero.
La innovación siempre tiene una dimensión técnica y otra organizativa. Ambas deben ser dominadas. Cuenta Donald Schön que cuando 3M decidió comenzar a producir su exitosa "cinta de pintor" utilizando el celofán que por entonces comenzaba a fabricarse, la gran duda era para qué serviría una cinta adhesiva transparente. ¿Cuál es su valor agregado?
Se pensó entonces que podría ser útil para reparar libros en bibliotecas y billetes en bancos. Por algún motivo, esa idea de alguien remendando billetes, les sugirió un escocés y la bautizaron "cinta scotch".
Al poco tiempo, los vendedores comenzaron a notar que este producto, pensado como un B2B, era utilizado por los empleados para fijar carteles, forrar cuadernos, rotular cajones, carpetas y estantes y hasta hacer manualidades.
Estaban frente a un producto de consumo masivo. Pero llevar este producto al mercado no sólo implicaba "vender" diferente, sino también fabricar en distintos tamaños, colores, anchos y diseños, distribuir de otra manera y con otros volúmenes, facturar distinto, etc, etc, etc...
Ni qué hablar del revolucionario soporte de escritorio que permitía utilizar la cinta para envolver paquetes en el comercio minorista, y el racionador que permitió utilizar la cinta ancha para el embalaje, ¡cuántos kilómetros de cinta se habrán vendido gracias a innovaciones tan simples!
La empresa podía innovar porque investigaba, pero no investigaba solamente en el área de I&D, la búsqueda era parte de la vida organizativa y las relaciones entre las personas permitían que la búsqueda fuera posible.
La búsqueda es operable cuando en la organización no solamente hay espacio para explotar lo que ya se sabe sino también para explorar nuevas posibilidades. Cuando preguntar es posible y cuando defender lo que se cree también.
Todas estas cosas sutiles parecen tonterías para quien tiene la idea de la organización como una máquina, hecha de cosas duras. Sin embargo, cuando hablamos del valor económico del conocimiento, sutil y volátil por antonomasia, hablamos precisamente del valor del inasible, de lo etéreo, de lo aparentemente secundario.
Ernesto Gore  
Director del Centro de Educación Empresaria y Director del Departamento Académico de Administración de la Universidad de San Andrés
Silvia Gómez   
sgomez@clarin.com 

Permalink :: 39 Comentarios :: Comentar Referencias (0)
Etiquetas:

69 años de La Guerra de las Galaxias... y los MMCC

Por GestiónCultural - 29 de Octubre, 2007, 8:18, Categoría: General

Hace 69 años
El día en que Orson Welles y los marcianos sembraron el pánico
El 30 de octubre de 1938, la compañía de radioteatro Mercury, dirigida por Orson Welles, asustó a la audiencia estadounidense al dramatizar con gran realismo la novela La guerra de los mundos , de H. G. Wells. La histeria colectiva que desencadenó es hoy comúnmente tomado como ejemplo del poder de los medios de comunicación de masas.

La adaptación del libro, que narra una invasión marciana sólo truncada por la poca resistencia de los alienígenas a las bacterias, presentaba flashes informativos que interrumpían un programa musical. Así, aparentes testigos oculares describían primero la caída de unos meteoritos sospechosos y, después, cómo éstos resultaban ser naves espaciales con tripulantes poco amigables.

En la introducción del programa se explicaba que era una dramatización; el segundo aviso llegó 40 minutos más tarde, después de que el locutor de la CBS, la cadena radial donde se emitía el espacio, muriese en la azotea de la emisora, víctima de gases malignos. Pero para esa altura del programa ya eran cientos los llamados telefónicos que recibían las autoridades policiales y las redacciones de Nueva York y Nueva Jersey, donde supuestamente ocurrían los hechos.

El pánico llevó a muchos a tomar medidas extremas, como fugarse de sus casas con lo puesto hacia terrenos abiertos para evitar los gases venenosos marcianos , o a esconderse en los sótanos, provistos de revólveres y toallas mojadas para proteger sus vías respiratorias.

Los últimos 20 minutos del programa, de casi una hora de duración, fue un relato de cómo los invasores, después de un primer triunfo ante las tropas estadounidenses, iban pereciendo a causa de vulgares microorganismos. Ese relato lo hacía el astrónomo y profesor Richard Pearson, personaje central del radioteatro, al que le ponía voz el propio Welles.

Al día siguiente, ante las muestras de indignación por el engaño , Welles se disculpó públicamente. Muchas demandas fueron presentadas contra él y la radio, pero ninguna llegó a ser tenida en cuenta.

Luis Ini

Permalink :: Comentar Referencias (0)

Apuesta a la esperanza -

Por GestiónCultural - 28 de Octubre, 2007, 20:28, Categoría: General

Andalhuala estaba condenada a la desaparición, como muchas otras localidades rurales argentinas. Pero, a partir de un proyecto que lo ha convertido en centro turístico, este poblado catamarqueño hoy se permite soñar otra vez.

Margarita no es de muchas palabras. De gesto franco, correcta al extremo, sabe ser solícita sin agobiar. Hace apenas unos meses que abrió al público el hospedaje Huarmy Ayala, un sueño largamente acariciado. Recibe a los visitantes con orgullo contenido. El mismo que transmiten los otros habitantes de Andalhuala, pueblo que parecía condenado a muerte pero que ahora, de la mano de un incipiente emprendimiento turístico, apuesta a la esperanza. "La gente de aquí es muy tímida –dice Marisa, profesora de historia, hija de Margarita y tenaz defensora del proyecto de su madre–. El corazón no les deja hablar. Pero importan más los hechos que las palabras." En este caso, los hechos de un puñado de habitantes del pueblo, impulsados por la Asociación Civil Responde (Recuperación Social de Poblados Nacionales que Desaparecen), y con el apoyo económico de la Fundación American Express, quienes comenzaron a modificar lo que hasta hace poco parecía irreversible: que Andalhuala sucumbiera poco a poco, como los más de 600 pueblos rurales argentinos con población inferior a los 2000 habitantes que, aislados, sin transporte público, ni fuentes de trabajo, ni educación secundaria ni asistencia sanitaria, están condenados a una paulatina desaparición.

Margarita Díaz, Esther Soria y Simón Marcial fueron los primeros en acudir a la convocatoria de Marcela Benítez, directora de Responde. "Son gente emprendedora", afirma Benítez, geógrafa que alguna vez hizo de los pueblos en peligro de desaparición su objeto de investigación en el Conicet. Hasta que dejó el ámbito académico, creó la ONG que hoy preside y se dedicó de lleno a impulsar proyectos de desarrollo social. "Nuestro trabajo es de presencia y apoyo –explica–. Los habitantes de Andalhuala saben que todo esto es parte de un proceso. Nosotros garantizamos una base de partida. Luego deberán seguir solos."

Hubo un tiempo en que el cultivo de nogales y otras actividades ligadas con la tierra nutrían la vida del lugar. Pero diversos procesos históricos, económicos y sociales fueron socavando la integridad del pueblo y forzando a las nuevas generaciones a abandonarlo. A la hora de decidir qué tipo de emprendimiento sería el más adecuado para la realidad actual del pueblo, su favorable ubicación geográfica dictaminó que los esfuerzos debían apuntar al desarrollo turístico. Ubicada en el nordeste catamarqueño, cerca del límite con Tucumán, Andalhuala está próxima de la belleza austera de Tafí del Valle y dentro de una zona de hallazgos arqueológicos. Entonces, lo primero que se hizo fue pensar en los servicios e instalaciones que el pueblo ofrecería a los futuros turistas. Margarita se anotó en el rubro alojamiento. Tras una conveniente remodelación, su casa particular se convirtió en hospedaje. Por su parte, Esther, que tenía un negocito de bebidas, también aceptó modificar su vivienda y la convirtió en restaurante. Dos chicos, Christian y Gastón, fueron capacitados por la gente de Responde. Hoy son los mozos de La Vieja Esquina, el flamante local gastronómico donde Esther oficia de cocinera y anfitriona.

Faltaba garantizar un buen servicio de paseos por la región. Aquí se sumó Simón, baquiano de la zona. Su entusiasmo contagió a Santos y a Angel, otros dos baquianos. Los tres se capacitaron y hoy son los guías turísticos oficiales de Andalhuala. Sus conocimientos fueron cruciales para organizar los circuitos turísticos: cabalgatas, paseos, recorridos para interesados en plantas medicinales. También hay visitas a ruinas arqueológicas. Antiguamente, la región estaba habitada por uno de los grupos diaguitas que participaron en las Guerras Calchaquíes. La huella de aquellos primeros habitantes no sólo quedó impresa en los rasgos de muchos de los actuales pobladores, sino también en piezas de alfarería y petroglifos. En Loma Rica, una meseta alta y plana ubicada a unos 5 km del pueblo, están los restos de un poblado que dataría del año 1000. Se accede por un camino de cornisa que ya es, por sí solo, un plan completo. Una vez llegados a destino, más de 200 recintos cuadriculares hechos en piedra se extienden ante la mirada de los visitantes. En el lugar reina esa atmósfera misteriosa que siempre impregna los sitios que han sido habitados en tiempos remotos. No faltan relatos que abonan la intriga: gente que asegura que a veces, allí arriba, los equipos electrónicos dejan de funcionar. O las cámaras de video dejan de filmar. Y los GPS se bloquean. Se escuchan también leyendas de tesoros escondidos que recuerdan a las que proliferan en Perú sobre el tesoro perdido de los incas. Hay quien dice, además, que aún quedan pobladores capaces de hablar el kakán, la lengua con la que se comunicaban los pobladores originarios.

El plan para el pueblo se completa con la construcción de un centro cultural provisto de biblioteca, computadoras, equipo de video y DVD, así como un pequeño museo integrado por piezas donadas por las familias lugareñas. Allí también funciona la oficina de turismo y próximamente habrá una cafetería.

El centro se construyó en una casa ubicada dentro del predio de la escuela del pueblo. En el relevamiento de este edificio (tanto como en el resto de las viviendas aptas para el proyecto) participó el arquitecto Guillermo Tarija, del municipio de San José, donde –asegura, según sus cálculos– también hay unas 27 localidades en situación similar a la de Andalhuala antes de generarse este proyecto. Por eso no disimula su entusiasmo ante la "conjunción de voluntades" que lo hicieron posible: "Las cosas resultan bien cuando las autoridades políticas y la sociedad civil se ponen de acuerdo", afirma. De a poco, esperan todos, llegarán los turistas, locales y extranjeros. Se aguarda gente interesada en las comunidades rurales, en el turismo aventura, el turismo salud, la diversidad cultural. Presumen que muchos llegarán por la ruta que pasa por Tafí del Valle, impulsados por la magia de la región. Ya hay contactos con operadores turísticos de Santa María, ubicada a 20 km de Andalhuala, con la trabajarán codo a codo.

Marisa está encantada ante las inéditas perspectivas que prometen la capacitación, el centro cultural y la activación general del pueblo. "Más adelante se podrían organizar cursos para perfeccionarse y entrar en el mundo del trabajo –explica–. Habría que rescatar las artesanías, los antiguos saberes. Mirar hacia adelante, pero también hacia atrás. Recuperar la identidad. Saber quiénes fuimos."

Por Diana Fernández Irusta

dfernandez@lanacion.com.ar

Pueblos en peligro

De acuerdo con las investigaciones de Marcela Benítez, directora de la Asociación Civil Responde, en la Argentina existen 602 pueblos de menos de 2000 habitantes que están en riesgo de desaparecer, 124 que prácticamente no han crecido en los últimos 10 años y 90 que no figuran en el censo 2001. "Representan casi el 40% de los poblados rurales del país", informa la ONG. Se estima que esta situación se agudizó durante la década de los 90 (el censo de 1991 había registrado más de 400 poblados en situación crítica). Algunas de las razones que llevaron a estas poblaciones a una situación casi terminal son el cierre de estaciones del ferrocarril, el cese de la principal actividad económica que sostenía el lugar, la falta de inversión en el mejoramiento de rutas, el debilitamiento de la infraestructura de servicios del pueblo y la falta de inversión en educación formal e informal. "Esta situación favorece el éxodo a las grandes ciudades, que no están preparadas para recibir a esta gente –explica Benítez–. Además, la extinción de una comunidad afecta al patrimonio cultural e histórico de todos." En este momento, Responde está trabajando en unos 10 pueblos a lo largo de todo el país. Entre ellos, las localidades entrerrianas de Irazusta y Faustino Parera, que también cuentan con el apoyo de American Express.

Datos útiles

Para visitar Andalhuala: información turística, en andalhuala@responde.org.ar.

Oficina de turismo: 03838-15-49-6499; 03833-15-67-0515; 011-15-6-472-2861 (sms en Andalhuala); 03838-421817.

Para presentarse a la convocatoria Responde: cierra el 15 de diciembre; busca poblados rurales que quieran encarar un proyecto de desarrollo. Consultas, por el 0800-77PUEBLOS (7832567) o en convocatoriapueblos@responde.org.ar; www.responde.org.ar

Permalink :: Comentar Referencias (0)

Café y economía de la oportunidad

Por GestiónCultural - 25 de Octubre, 2007, 15:10, Categoría: Economía

Cafe, turismo y economia de la escasez

Search Blog de Viajes

Cafe, turismo y economia de la escasez

Un dia en Starbucks Lima
¿Por qué pagar 2,55 dólares por un capuccino grande en Starbucks, si en otras cafeterías se puede pagar mucho menos? A partir de una propuesta de este tipo, Tim Hartford analiza la relación entre café y ubicación de los locales en ciudades como New York, Londres y Tokio. Y la razón es simple: porque los locales de Starbucks están ubicados de manera privilegiada en lugares de mucho tránsito de empleados y trabajadores. Si pueden cobrar ese precio es porque, justamente, al lado no hay nadie que venda por menos con una calidad similar.
Lo primero que pensamos es que, si las cafeterías cobran esos valores por estar bien ubicados, es que realmente están ganando muchísimo dinero. Y aunque compañía como Starbucks ganan dinero, no ganan tanto como muchos imaginan. Si se tiene en cuenta que buena parte de las ventas dependen de la buena ubicación de las cafeterías, eso pone a este tipo de empresas en duras negociaciones con aquellos que alquilan esos locales, y que piden altos valores para rentarlos. La explicación es bastante simple: lo escaso son las propiedades bien ubicadas, no las cafeterías. Buena parte del valor del precio pagado por el café termina en los bolsillos de quienes alquilan esos locales.
La idea es interesante: el poder de negociación viene de la escasez del producto que ofrecemos. Y esta es una idea que se puede extender a la explotación de locales turísticos en las ciudades. Justamente, si éstos cobran precios altos, en buena parte se debe por su ubicación privilegiada en los lugares más visitados por los viajeros. Pero también porque los precios de los alquileres en esas zonas, justamente, son altos porque los alquileres también lo son. Ojo, no es la única razón; pero es un costo muy relevante de cualquier negocio en zonas turistificadas. El "alto valor del alquiler" no es arbitrario. Tiene su razón de mercado en dos puntos: en que es un bien escaso, lo que da mucho poder de negociación a quien alquila; y se sabe que esa ubicación permitirá buenas ventas y ganancias. Sobre todo porque muchos turistas no están tan atentos a los precios; y más si se trata de personas que vienen de países con una moneda con fuerte poder de compra.
Las referencias a Tim Hartford están basadas en "¿Quién paga tu café?", el primer capítulo de su libro El Economista Encubierto, que compré la semana pasada (cuesta alrededor de 40 pesos en las librerías de Buenos Aires, unos 13 dólares). Ya había citado el libro en mi entrada de ayer, así que ya son demasiadas referencias por ahora, creo.
En Blog de Viajes Foros puedes participar de decenas de conversaciones sobre destinos y rutas, y planear tu proximo viaje



Yahoo! Noticias
Leé la columna de "El Chavo" Fucks y encontrá una visión distinta de las Elecciones Presidenciales 2007.
http://ar.news.yahoo.com/elecciones2007/opinion/2780/paren-de-robar

Permalink :: 18 Comentarios :: Comentar Referencias (0)

Otros mensajes en Octubre del 2007

Blog Creado y Mantenido por Alumnos de la Carrera de Gestión Cultural Luján nks13710.29.12