El Blog

Calendario

<<   Febrero 2008  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29   

Biblioteca Virtual
Documentos:

Scribd


Enlace destacado:

QueGestionamos
Blog: Qué Gestionamos






Categorías

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog

Febrero del 2008

Garcia Canclini

Por GestiónCultural - 27 de Febrero, 2008, 8:03, Categoría: Sociedad

Los intelectuales y el país
"La Argentina debe superar la desigualdad"
La opinión del filósofo Néstor García Canclini
“Para poder competir mejor en un mundo globalizado, la Argentina todavía debe superar los procesos de desigualdad y descomposición impuestos por la dictadura militar y después por el menemismo.”
El contudente diagnóstico pertenece al antropólogo argentino Néstor García Canclini, una referencia ineludible internacionalmente en temáticas tan diversas, pero tan relacionadas, como las culturas populares, la comunicación, las migraciones y la globalización en las sociedades latinoamericanas.
En una entrevista con LA NACION, sostuvo que en la ciudad de Buenos Aires las crisis de los últimos años se han superado, en parte, gracias al buen nivel de educación que ha tenido históricamente, pero que el desarrollo sociopolítico y la reestructuración del diseño urbano siguen siendo materias pendientes. “La ciudad continúa rezagada en comparación con otras metrópolis latinoamericanas”, afirma.
García Canclini nació en La Plata en 1939. Allí creció y estudió. En 1975 egresó de la Universidad Nacional de La Plata con el título de filósofo. Después se doctoró en la Universidad de París, gracias a una beca del Conicet. Radicado en México, ejerce la docencia en la Universidad Autónoma Metropolitana, donde dirige el programa de estudios sobre cultura.
Con más de una docena de títulos publicados y traducidos a varias lenguas, García Canclini analiza en su último trabajo ( Lectores, espectadores e internautas, Gedisa 2007) los nuevos hábitos culturales y el desafío que plantea esta triple manera de interactuar.
En diálogo desde México con LA NACION, el investigador expuso una actualizadora síntesis de los temas que ocupan a los estudiosos del mundo globalizado.
-¿Qué aspectos, inadvertidos por los ciudadanos de las sociedades globalizadas, son materia de interés para los especialistas en ciencias sociales? ¿Hay nuevas líneas de pensamiento?
-Los estudios sobre la globalización comenzaron hace más de 25 años. De hecho, en el desarrollo de las modas intelectuales, podríamos decir que la globalización vino a sustituir como eje conceptual al posmodernismo. Desde la década pasada, se discute si la globalización se inició con la expansión europea (que implicó, por ejemplo, la conquista de América) o si es un proceso más reciente, de la segunda mitad del siglo XX, derivado de las grandes transformaciones tecnológicas, los satélites y las computadoras, redes verdaderamente globalizadas que han permitido una interdependencia de los países. Me parece más consistente esta segunda línea, que diferencia globalización de internacionalización. En la última década, al estudiarse mejor la complejidad y las contradicciones, ya no se habla de la globalización como de un actor fantasma, sino como de un proceso de interdependencia que reproduce asimetrías y desigualdades del pasado y que genera otras nuevas.
-¿Qué es lo que se ha globalizado?
-El mercado financiero, los procesos de producción y competencia, las comunicaciones y la política, mediante la transferencia de las instancias de decisión a organismos internacionales, foros mundializados y redes de poder más misteriosas. Hay una globalización cultural, una tendencia a la estandarización. No una cultura global, que implicaría homogeneización.
-Mencionó la posmodernidad como una base conceptual agotada. ¿Qué etapa transitamos?
-El pensamiento posmoderno, con gran impacto a partir de los años 70 en la filosofía, arquitectura, artes, literatura y otros campos culturales, radicalizó ideas que existían en la modernidad, como el cuestionamiento de las lecturas dogmáticas de la historia, la aceptación de la fragmentación y la diversidad entre las sociedades y dentro de una misma sociedad, etcétera. En parte, el posmodernismo aparece como un modo de elaborar los fracasos de la modernidad y cuestionar tendencias del pensamiento moderno y de los movimientos sociales y políticos de la modernidad que habían generado autoritarismos o formas de pensamiento único. Lo que el pensamiento posmoderno podía aportar en ese sentido ya lo ha dado.
-¿Qué temas preocupan a los pensadores de hoy?
-En América latina, la discusión es cómo reconstruir las sociedades para que sean más modernas, para que superen los procesos de desigualdad y descomposición generados por el modelo neoliberal de crecimiento sin desarrollo -que, en la Argentina, se impuso con la dictadura militar y el menemismo- y para que, a partir de esas condiciones, puedan insertarse más competitivamente en la globalización.
-¿Cuáles son esos procesos de descomposición?
-Uno es la globalización de las redes delictivas que trafican con drogas y armas. Otro son los cambios climáticos, que van a agravar la pobreza y a generar dificultades de supervivencia en varias regiones del planeta. El tercero es la expulsión masiva de inmigrantes y la intensificación de la interculturalidad. El cuarto son las confrontaciones entre el capitalismo occidental y los países islámicos, que tienen repercusiones sociopolíticas, culturales y bélicas.
-¿Qué proyección tienen esos cuatro temas en la Argentina?
-Los cuatro procesos se manifiestan en nuestro país. En la Argentina, hay circulación de drogas y armas, impacto de cambios climáticos y aumento de la emigración e inmigración.
-¿Cómo actúan esas migraciones?
- No son las migraciones que hubo bajo la forma de exilios en períodos de autoritarismo. Las actuales están movidas por la búsqueda de mejores condiciones de vida. Hoy, hay una enorme fluidez en las comunicaciones y los desplazamientos, a tal punto que algunos tienen la impresión de que toda la población está dispuesta a irse. Pero las estadísticas de la ONU muestran que sólo el tres por ciento de la población mundial vive fuera de sus naciones de origen.
-¿Ha sido consultado por sectores políticos para ayudar a comprender y resolver problemas de convivencia?
-Tuve la posibilidad de coordinar, hace dos años, un proyecto de la Unesco con especialistas de la región sobre diversidad cultural en América latina. En cuanto a las políticas necesarias, me parece que lo primero es tomar en cuenta las interdependencias entre las diferentes dimensiones sociales. Una política que sólo se ocupe de los aspectos sintomáticos de las migraciones va a acabar casi siempre en represión y no va a resolver problemas estructurales. En toda América latina no tenemos políticas sistemáticas de gestión de la salida de población. No hay una defensa sólida de los derechos de los migrantes y existen muy pocos programas de repatriación. Hay científicos que salen a hacer sus doctorados al extranjero y no pueden regresar porque no hay trabajo. No hay laboratorios ni bibliotecas apropiadas. En la Argentina, Brasil y México existen pequeños programas para recuperar a los científicos, pero son muy insuficientes.
-¿Cómo ve la ciudad de Buenos Aires en comparación con otros desarrollos urbanos?
-Buenos Aires fue una de las últimas grandes ciudades de América latina que mantenían un crecimiento moderado de población y transformación edilicia. Mantenía un orden y un aspecto más satisfactorios que casi todas las demás capitales latinoamericanas, porque había recibido menos migraciones. La región las había recibido, pero en el entorno suburbano. Ahora vemos mayor interacción entre la zona metropolitana y ese entorno. Hay otros cambios derivados de la especulación inmobiliaria, que ha generado crecimiento arquitectónico con pocas acciones de interés social, sin pensar en las necesidades habitacionales de la mayoría ni en la actualización de los servicios. Una de las manifestaciones de lo que no se ha atendido son las inundaciones, los cortes de luz, la deficiencia en los servicios. Aun con todo esto, si uno la compara con la ciudad de México o con Río de Janeiro, Buenos Aires no ha sufrido de la misma manera los procesos de descomposición de los que hablábamos. El nivel educativo y cultural histórico ha contribuido a la reactivación de los últimos años, aunque el desarrollo sociopolítico y la reestructuración del diseño urbano están rezagados si los comparamos con los de otras ciudades, como Bogotá y Medellín.
Por Cecilia Scalisi    Para LA NACION

Permalink :: Comentar Referencias (0)

Disminuye el número de inscripciones en la UNLu

Por Niccanor - 15 de Febrero, 2008, 16:30, Categoría: General

Datos suministrados por la Secretaría de Políticas Universitarias  
Disminuye el número de inscripciones en la UNLu
En seis años, la Universidad Nacional de Luján pasó de 5.667 inscriptos a 2.654, lo que significa una baja de casi el 50%.
Pese a esto, no se registró una baja importante en la población universitaria total. Esto indicaría que los estudiantes tardan más en terminar sus estudios y por eso permanecen más tiempo en la Universidad. 
La información se desprende del último Anuario de Estadísticas Universitarias de la República Argentina.
La Universidad Nacional de Luján (UNLu) fue objeto, en 2007, de una reparación histórica como resarcimiento por el cierre que sufrió durante la última dictadura militar. El reconocimiento se traducirá, a partir de este año, en la llegada de 50 millones de pesos, a pagar en cinco cuotas anuales.
Distintas actividades sirvieron para celebrar la sanción de un proyecto que le permitirá a las autoridades de la casa de altos estudios invertir en infraestructura y equipamiento.
La buena noticia se ve empañada, sin embargo, por los datos difundidos recientemente en el Anuario de Estadísticas Universitarias de la República Argentina, trabajo realizado por la Secretaría de Políticas Universitarias a través de la Coordinación de Investigaciones e Información Estadística.
Según ese documento, la UNLu se ubica entre las cuatro universidades que más alumnos perdieron desde el 2001 al 2006, con un porcentaje cercano al 12%.
EN BAJA
El informe estadístico de 2006 demuestra una baja significativa en la cantidad de alumnos de las universidades públicas. Aunque los establecimientos de gestión estatal continúan aglutinando al mayor número de estudiantes, en los últimos años se percibe un retroceso de ese sector y un crecimiento de las instituciones privadas.
La Universidad Nacional de Luján no es ajena a esta tendencia que, según distintos analistas, tiene diferentes causas. Algunos ven en la recuperación económica uno de los factores más importantes a la hora de explicar el auge de las universidades pagas. También se menciona la diversificación de ofertas académicas que en los últimos años registraron los centros privados de enseñanza, volcados a carreras que antes sólo ofrecían las universidades públicas. Por otra parte, entre los causales de la situación se encuentran los problemas estructurales que rodea a la educación pública, algo que aleja a los estudiantes de esos espacios.
En el caso puntual de la UNLu, el Anuario de Estadísticas Universitarias de la República Argentina marca que la casa de altos estudios local disminuyó, en un lapso de seis años, el número de estudiantes inscriptos. En 2001, la Universidad tuvo 5.667 nuevos alumnos, cifra que bajó a los 4.321 al año siguiente y se mantuvo, con una pequeña variación, en 2003. A partir de entonces, la UNLu pasó de 3.789 alumnos en 2004 a 2.654 dos años después. Esto representa una tasa de crecimiento anual de menos 11,5%, cifra que ubica a la institución en el cuarto lugar entre las universidades  públicas que más alumnos perdieron en ese periodo. El ranking lo encabezan los establecimientos universitarios de Río Cuarto (15,1%), San Luis (14,4%) y Lomas de Zamora (12,3%).
Según el informe difundido recientemente, en 1996 la UNLu tuvo 4.394 nuevos estudiantes, cifra que alcanzó su pico más alto en 2001, al superar las 5.500 inscripciones. Desde ese momento, la Universidad Nacional de Luján comenzó un proceso de declive que tocó su piso en 2006, con poco más de 2.500 alumnos.
Por otra parte, en diez años la institución pasó de tener una población estudiantil total de 14.245 alumnos a una de 16.181. Sin embargo, si se toman los últimos tres años del período 1996-2006, la casa de altos estudios perdió más de 2.000 estudiantes, ya que en 2004 el total de alumnos fue de 18.803, cantidad que no pudo mantenerse en los dos años siguientes. 
En cuanto al número de egresados, el anuario marca un crecimiento positivo del 3,9% anual, de 880 nuevos profesionales en 2001 a 1.024 en 2006.
Si se analizan los últimos acontecimientos que ocurrieron en la zona en el plano universitario, un dato que podría profundizar la disminución de alumnos que experimenta la UNLu es la llegada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) a la ciudad de Mercedes, con las carreras de Veterinaria y Agronomía.
También se comenta, aunque por ahora sólo son trascendidos, que otras casas de altos estudios podrían extender sus ofertas a zonas donde la UNLu ya tiene influencia.
Específicamente se habla de la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires y la Universidad del Noreste, que según el anuario difundido por la Secretaría de Políticas Universitarias han incrementado su población estudiantil en los últimos años.
OTROS DATOS
El informe también detalla por carreras los números de las distintas universidades. En la UNLu, según datos de 2006, Administración encabeza ampliamente las preferencias del alumnado con un total de 8.905 estudiantes. Más abajo se ubican Servicio Social (2.306), Ingeniería Industrial (1.200) y Ciencias de la Educación (974).
Por otra parte, de los 16.181 estudiantes que la Universidad registró en 2006, el 62,5% fueron mujeres y 37,5% hombres, porcentaje que se mantuvo entre los alumnos que en ese año comenzaron sus estudios superiores en esa institución, pero que se amplió notoriamente entre los egresados 2005, donde las mujeres llegaron a casi al 70%.

Permalink :: Comentar Referencias (0)

Disminuye el número de inscripciones en la UNLu

Por GestiónCultural - 13 de Febrero, 2008, 3:49, Categoría: General

Datos suministrados por la Secretaría de Políticas Universitarias 

En seis años, la Universidad Nacional de Luján pasó de 5.667 inscriptos a 2.654, lo que significa una baja de casi el 50%.

Pese a esto, no se registró una baja importante en la población universitaria total. Esto indicaría que los estudiantes tardan más en terminar sus estudios y por eso permanecen más tiempo en la Universidad.

La información se desprende del último Anuario de Estadísticas Universitarias de la República Argentina.

La Universidad Nacional de Luján (UNLu) fue objeto, en 2007, de una reparación histórica como resarcimiento por el cierre que sufrió durante la última dictadura militar. El reconocimiento se traducirá, a partir de este año, en la llegada de 50 millones de pesos, a pagar en cinco cuotas anuales.

Distintas actividades sirvieron para celebrar la sanción de un proyecto que le permitirá a las autoridades de la casa de altos estudios invertir en infraestructura y equipamiento.

La buena noticia se ve empañada, sin embargo, por los datos difundidos recientemente en el Anuario de Estadísticas Universitarias de la República Argentina, trabajo realizado por la Secretaría de Políticas Universitarias a través de la Coordinación de Investigaciones e Información Estadística.

Según ese documento, la UNLu se ubica entre las cuatro universidades que más alumnos perdieron desde el 2001 al 2006, con un porcentaje cercano al 12%.

 

EN BAJA

El informe estadístico de 2006 demuestra una baja significativa en la cantidad de alumnos de las universidades públicas. Aunque los establecimientos de gestión estatal continúan aglutinando al mayor número de estudiantes, en los últimos años se percibe un retroceso de ese sector y un crecimiento de las instituciones privadas.

La Universidad Nacional de Luján no es ajena a esta tendencia que, según distintos analistas, tiene diferentes causas. Algunos ven en la recuperación económica uno de los factores más importantes a la hora de explicar el auge de las universidades pagas. También se menciona la diversificación de ofertas académicas que en los últimos años registraron los centros privados de enseñanza, volcados a carreras que antes sólo ofrecían las universidades públicas. Por otra parte, entre los causales de la situación se encuentran los problemas estructurales que rodea a la educación pública, algo que aleja a los estudiantes de esos espacios.

En el caso puntual de la UNLu, el Anuario de Estadísticas Universitarias de la República Argentina marca que la casa de altos estudios local disminuyó, en un lapso de seis años, el número de estudiantes inscriptos. En 2001, la Universidad tuvo 5.667 nuevos alumnos, cifra que bajó a los 4.321 al año siguiente y se mantuvo, con una pequeña variación, en 2003. A partir de entonces, la UNLu pasó de 3.789 alumnos en 2004 a 2.654 dos años después. Esto representa una tasa de crecimiento anual de menos 11,5%, cifra que ubica a la institución en el cuarto lugar entre las universidades  públicas que más alumnos perdieron en ese periodo. El ranking lo encabezan los establecimientos universitarios de Río Cuarto (15,1%), San Luis (14,4%) y Lomas de Zamora (12,3%).

Según el informe difundido recientemente, en 1996 la UNLu tuvo 4.394 nuevos estudiantes, cifra que alcanzó su pico más alto en 2001, al superar las 5.500 inscripciones. Desde ese momento, la Universidad Nacional de Luján comenzó un proceso de declive que tocó su piso en 2006, con poco más de 2.500 alumnos.

Por otra parte, en diez años la institución pasó de tener una población estudiantil total de 14.245 alumnos a una de 16.181. Sin embargo, si se toman los últimos tres años del período 1996-2006, la casa de altos estudios perdió más de 2.000 estudiantes, ya que en 2004 el total de alumnos fue de 18.803, cantidad que no pudo mantenerse en los dos años siguientes.

En cuanto al número de egresados, el anuario marca un crecimiento positivo del 3,9% anual, de 880 nuevos profesionales en 2001 a 1.024 en 2006.

Si se analizan los últimos acontecimientos que ocurrieron en la zona en el plano universitario, un dato que podría profundizar la disminución de alumnos que experimenta la UNLu es la llegada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) a la ciudad de Mercedes, con las carreras de Veterinaria y Agronomía.

También se comenta, aunque por ahora sólo son trascendidos, que otras casas de altos estudios podrían extender sus ofertas a zonas donde la UNLu ya tiene influencia.

Específicamente se habla de la Universidad del Centro de la Provincia de Buenos Aires y la Universidad del Noreste, que según el anuario difundido por la Secretaría de Políticas Universitarias han incrementado su población estudiantil en los últimos años.

OTROS DATOS

El informe también detalla por carreras los números de las distintas universidades. En la UNLu, según datos de 2006, Administración encabeza ampliamente las preferencias del alumnado con un total de 8.905 estudiantes. Más abajo se ubican Servicio Social (2.306), Ingeniería Industrial (1.200) y Ciencias de la Educación (974).

Por otra parte, de los 16.181 estudiantes que la Universidad registró en 2006, el 62,5% fueron mujeres y 37,5% hombres, porcentaje que se mantuvo entre los alumnos que en ese año comenzaron sus estudios superiores en esa institución, pero que se amplió notoriamente entre los egresados 2005, donde las mujeres llegaron a casi al 70%.

http://www.elcivismo.com.ar/edicion/2008/febrero/13/7355masinfo01.htm

Permalink :: Comentar Referencias (0)

Conversando con Mnsr. Agustín Radrizzani

Por GCL - 9 de Febrero, 2008, 9:07, Categoría: Luján

El bisemanario de Luján "El Civismo" reproduce un reportaje a Mnsr. Agustín Radrizzani, designado Arzobispo para la diócesis Luján Mercedes. Aquí un par de párrafos de esa nota publicada el sábado 9/02/2008

EC: La intendenta de Luján, si bien aclaró que no tiene intenciones de hacer difusión de su condición, se definió como atea. ¿Lo cree un condicionante para su labor pastoral?
MnsR: Creo que es un botón de muestra del mundo actual. Si hace un siglo todos se profesaban creyentes y una minoría eran ateos o indiferentes, en el momento actual algunos se profesan creyentes, otros indiferentes y otros ateos o agnósticos. Para mí eso no es un obstáculo en la tarea pastoral. Lo que es importante es que haya una relación humanamente cordial de ella hacia la Iglesia y de la Iglesia hacia ella.
EC: Para lo cual usted estaría predispuesto.
MnsR: Sin duda. No tengo dificultad.
EC: Hablando de predisposición, ¿está al tanto de las visitas anuales a Luján que hace el Círculo San Bernardo de Claraval?
MnsR: No, no, no tengo presente a ese Círculo. No los conozco, no tengo trato.

EC: ¿Ya tuvo un diálogo de transición con Di Monte?
MnsR: El día que me nombraron, él vino por la tarde a saludarme. Pero después no nos vimos más o sólo de pasada.
EC: ¿Queda pendiente alguna reunión? Aunque desconozco cómo son estas situaciones.
MnsR: Yo tampoco lo sé. Estamos iguales.

Permalink :: Comentar Referencias (0)

Cultura en Prov. Buenos Aires

Por GestiónCultural - 7 de Febrero, 2008, 8:40, Categoría: General

JUAN CARLOS D'AMICO, DIRECTOR DEL INSTITUTO CULTURAL DE LA PROVINCIA
"En cultura hay que trabajar a largo plazo"
Con 595 pueblos en 134 municipios, la gestión se apoyará en el pluralismo político
Por: Eduardo Pogoriles
Aunque la provincia de Buenos Aires nació en el año 1820 y ahora reúne a 14 millones de personas en 595 pueblos distribuidos en 134 municipios, recién en 2003 nació el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, que vendría a funcionar como una Secretaría de Cultura bonaerense para "articular iniciativas con los responsables culturales de cada municipio", dice Juan Carlos D'Amico -actual director del Instituto- mientras reconoce que "sin verdadero pluralismo político esta aspiración -hacer una política cultural de Estado y a largo plazo- sería irrealizable". Si bien el Instituto tiene 130 millones de pesos de presupuesto anual y de él dependen una importante red de museos, salas teatrales, escuelas de arte y bibliotecas -por caso, el Teatro Argentino de La Plata, el Teatro Auditorium de Mar del Plata, el Museo Udaondo en Luján- además en la provincia se hacen anualmente más de 350 festivales que mantienen viva una cultura de raíz folclórica y artesanal. También hay un rico patrimonio arquitectónico y de escenarios naturales -"abundan los paisajes atractivos para el cine, por eso estamos haciendo una base de datos que se ofrecerá a productores de aquí y de afuera", dice D'Amico- ya que la provincia está sembrada de hermosas salas teatrales en pueblos como Azul, San Nicolás, Bragado y Lobos, entre otros. "No hay plata para restaurar diez teatros a la vez" -admite el funcionario- pero "en los municipios se está entendiendo la importancia de profesionalizar la gestión cultural y ver a la cultura como una fuente de trabajo y de inclusión social".
Desde el año 2003 pasaron por el Instituto que hoy dirige D'Amico otros funcionarios -entre ellos, Cristina Alvarez Rodríguez y Alberto Hernández- pero no fue sencillo darle continuidad a los proyectos. "No es sólo una cuestión de plata sino de voluntad política y pluralismo. La provincia es casi un país y nos conocemos poco entre nosotros. Por eso está en marcha una cartografía cultural -un mapa de las 12 regiones culturales bonaerenses- para relevar el patrimonio de los municipios y saber qué creadores, artistas y escritores viven en cada pueblo", explica.
Con el encuentro que se hizo a fines de diciembre de 2007 entre los directores de cultura de los 134 municipios y el lanzamiento de la "marca folklore" -ayer, en la Casa de la Provincia- la idea es "insistir en la descentralización de la gestión cultural para que cada municipio impulse, con nuestro apoyo, sus propias acciones culturales", dice el funcionario. Acaso la identidad provincial ya no sea tan sencilla como decía el antiguo "Manual del alumno bonaerense" -el escritor Luis Gusmán dijo que, si fuera un libro, esa identidad sería obra de innumerables autores, además de Borges y Puig- pero sin duda merece el esfuerzo de muchos.
Iniciativa en apoyo del folclore
Acompañado por el gobernador bonaerense Daniel Scioli, Juan Carlos D'Amico lanzó ayer la "Marca Cultural Folklore Buenos Aires", que intenta crear una "cadena de producción" abarcadora de la tarea de los músicos, empresas discográficas y radios. Con la colaboración de la Academia Nacional del Folklore se armará un circuito de 12 festivales, inspirado en las 12 regiones culturales bonaerenses. Se creará además un catálogo de artistas locales.
En la presentación se vio, entre otras personalidades, al secretario de Cultura de la Nación, José Nun; Antonio Rodríguez Villar, presidente de la Academia Nacional de Folklore; Horacio Guarany, Eduardo Falú, Omar Moreno Palacios y el Chango Farías Gómez.

GC conversó con Pacho O´Donnel acerca del futuro de la carrera de gestión Cultural en Luján y encontramos apoyo a las inciativas que venimos analizando.

Permalink :: Comentar Referencias (0)

El futuro del Instituto Municipal

Por GestiónCultural - 7 de Febrero, 2008, 8:13, Categoría: General

PARTE DE PRENSA COPIADO TAL CUAL FUE ENVIADO (SIC)
Prensa <Prensa@lujan.mun.gba.gov.ar> escribió:
De: "Prensa" <Prensa@lujan.mun.gba.gov.ar>
Asunto: El futuro del Instituto Municipal
Fecha: Wed, 6 Feb 2008 15:50:10 +0100
Luján, miércoles 6 de febrero de 2008.

 

 

El futuro del InstitutMunicipal

"Dr. Emilio Fermín Mignone"

 

La intendenta Graciela Rosso salió al cruce de las versiones que circulan sobre el futuro del   Instituto Municipal Superior de Educación y Tecnología "Dr. Emilio Fermín Mignone" que maliciosamente se tratan de instalar en la opinión publica. En principio destaco que dicha institución está bajo la responsabilidad legal, docente ,financiera y administrativa de la Municipalidad de Lujan y la conducción la ejercen funcionarios políticos.

"No se está atacando ni pretendiendo la desaparición de este instituto –afirmó Rosso- sino todo lo contrario: pretendemos que el mísmo adquiera un rol diferente al que posee, que no solo provea a sus alumnos de una formación académica sino que también se oriente a un perfil productivo, acorde a las necesidades de estos tiempos".

"La capacitación e inclusión social, prosiguió la intendenta, son las prioridades de la nueva política educativa siguiendo los lineamientos en la materia de los gobiernos nacional y provincial, además del municipal"

Rosso aseguró que se está muy lejos de renegar de los principios democráticos o hacer política partidista en el instituto educativo. "Solo llevó adelante un programa de gobierno para lo cuál recibí un mandato popular que expreso la voluntad de un cambio verdadero y profundo en todas las áreas municipales. Ello no es precisamente coincidente con el propósito de quienes pregonaban desde las aulas del propio instituto a quién debía votarse para que nada cambiara", enfatizo.

"Eso sí, celebro la preocupación de algunos sectores para la continuidad del instituto pues es parecida a la que nos anima desde este ámbito municipal. Aunque hay diferencias: debido a nuestra responsabilidad no solo nos preocupan los alumnos, los docentes y el resto del personal. Tambien nos preocupan las necesidades de la comunidad en su conjunto y por ello estamos definiendo un cambio esencial en el funcionamiento de las instituciones locales con un solo objetivo: mejorarlas con convicción e impulso a pesar de que "algunos" traten de resistir esos cambios", finalizo la intendenta.

Por su parte Dora Arce, directora del IMSET y  Javier Palomeque, subdirector de Educación ratificaron que las carreras del instituto tendrán como meta la inclusión social y capacitación del alumnado y que esta garantizado el inicio del ciclo lectivo 2008 así como el dictado de las carreras en curso.

Cabe destacar que desde el dia 11 y hasta el 15 del cte. mes inclusive estará abierta la inscripción para las siguientes carreras: Tecnicatura en Relaciones Públicas y Ceremonial, Tecnicatura en Gestión Cultural, Analista en Servicios Gastronómicos, Profesorado de Educación Física y Tecnicatura en Bibliotecología.

Los funcionarios destacaron que al asumir descubrieron, entre otras irregularidades,  una superpoblacion docente: 142 profesores para 260 alumnos, es decir, 2 maestros por cada estudiante. Hasta el momento se dejó cesantes a los jefes de áreas y algunos administrativos. La situación de los profesores se definirá en el futuro de acuerdo a las distintas cátedras y garantizando  siempre la continuidad de las carreras.

También los funcionarios del instituto aseguraron que se implementarán nuevas carreras para capacitar a los jóvenes según las necesidades laborales de Luján tanto en la parte productiva como de servicios. "La propuesta es atender pedagógica y humanamente al alumnado para que tengan motivación y continúen sus estudios hasta recibirse. Y no como hasta ahora, por ejemplo,  que la actividad del año comienza con una matricula de 45 alumnos y termina en tercer año con solo 3 estudiantes. Tenemos que reforzar, motivar y priorizar al alumno",

"La politica educativa esta institucionalizada a través del municipio y el objetivo es claro: debemos fortalecer el proceso de enseñanza y la formación especi(í)fica para cada carrera elevando la calidad formativa del alumnado", finalizaron (¿?).

 

Dirección de Prensa Municipal

 

------------------------------------------------------------------------------------------------
Carta de Lectores  (El Civismo, 6 de Febrero de 2008)
Donde se "hace" educación se hace política, nunca partidismo
A diferencia de otros espacios, aquellos donde se "hace" educación nunca puede hacerse partidismo, ni desde las ideas, ni desde los actos humanos, ni desde los actos políticos, y menos desde la ubicación o no de las personas que imparten los valores y contenidos culturales, técnicos, sociales, cognitivos, actitudinales y de procedimientos. Esto es así, entre muchas otras cosas, para poder garantizar la libertad e independencia en el pensamiento de los que enseñan y aprenden, en la necesidad de una continuidad en las gestiones de supervisión y de trabajo de los docentes. Las instituciones educativas nunca terminan sus procesos en años calendarios, ni lectivos; una gestión lleva, y conlleva, la vida educativa de personas (no de elementos de consumo o producción) en procesos más o menos duraderos, según los distintos niveles de la enseñanza.
Esta estabilidad laboral e institucional (justo ahora que las instituciones están tan en crisis, pensemos en las instituciones policiales, de justicia, hasta las familiares) se garantiza (y para que entiendan los que no están en el sistema) desde el Estatuto del Docente, marco legal para formar, designar, ascender, sancionar, respaldar, calificar, evaluar, licenciar, seguir el desempeño, categorizar, promover y demás, a todos y cada uno de los agentes y organismos oficiales dependientes de la Dirección General de Cultura y Educación, sea pública o privada en cualquier nivel y rama, en cualquier lugar del territorio de la provincia de Buenos Aires.
En el ámbito público nos encontramos con las escuelas cuyo empleador y "dueño" es el mismo, el Estado provincial o sea todos, porque Estado es cada uno de los ciudadanos. No es el dueño el gobierno, que llegaría a ser sinónimo, en su origen remoto de partidismo. Ya que los gobernantes ascienden al "poder" por representación y respaldo de un partido político, que es reconocido por un grupo más numeroso que otro de votantes, se supone que como representante del pueblo, de masas, una vez en el ejercicio del gobierno deja de lado su partidismo para poder ser democrático desde la función pública a la que accedió, gracias a la confianza y credibilidad que ejerce sobre el pueblo.
En el ámbito privado están aquellas instituciones que siendo oficiales (y para ello tienen que estar reconocidas por el Estado provincial y compartir sus normas desde la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DiPrEGeP) tienen un dueño que garantiza la estabilidad (esto nos habla de Estado de Derecho) de los actores de la educación y del funcionamiento de los edificios según la norma legal de bioseguridad, que es el Estado. Y otro diferente de éste que es un particular, una empresa u otro organismo de estado "menor", por ejemplo una Municipalidad. Así, dos formas o niveles de Estado, uno provincial y otro municipal, pueden ser dueños y empleadores al mismo tiempo de una misma institución. Al fin tendría esto que garantir mucho más la estabilidad y acuerdo ya que, en síntesis, el "dueño" seríamos nuevamente todos y cada uno de los ciudadanos desde nuestros representantes.
Por otro lado
Es la Educación, o debería ser, un aspecto prioritario a atender por los gobiernos, ya que ellos mismos son lo que son, desde las personas, gracias a la educación recibida y por la educación recibida. Los pueblos son por la educación de sus hombres. Por los que la recibieron en organismos formales, y los que aprendieron (por sordera de quienes debían garantizar el derecho de los ciudadanos a recibir educación pública) la de "la calle". Surge, entonces, el simple razonamiento de que es imprescindible sumar para acrecentar, hacer crecer, mejorar, desarrollar, acompañar cualquier institución que estando en funcionamiento, y pudiendo demostrar en el día a día y en la evaluación año a año, su apuntalamiento y un voto de confianza a los actores de este sistema.
En el medio de este simplificado análisis sobre el sistema educativo oficial y la independencia de la educación sobre los hombres e ideas de los que hacen la política partidaria, nos encontramos con el Instituto Municipal Superior de Educación y Tecnología "Dr. Emilio Mignone" (nombre más que significativo en cuanto a la lucha por la Educación, las libertades, y los Derechos Humanos). En este Instituto que nació por el año 1987, momento en que la mayoría de los institutos se creaban desde el ámbito privado, ya que el Estado se encontraba reestructurándose, renacía o no terminaba de entender la importancia de los lugares públicos y gratuitos para la formación de formadores. Éramos, por entonces, uno de los sitios que buscaron un espacio (desde un accionar conjunto y comprometido entre Estado provincial y municipal) para la Educación Superior Oficial; era, y es, educación pública y gratuita. Este Instituto creció y buscó desde los diferentes directores (y a lo largo de los diferentes gobiernos, con muy diferentes ideologías partidarias) siempre dependientes de la Educación de la Provincia, desde sus "cabezas" en la DENO, la DiEGeP -actualmente DiPrEGeP- diferentes espacios. Con esta última gestión se buscaron, a lo largo de los últimos cuatro años, un crecimiento en la cantidad de carreras, pero más importante todavía, en cuanto a la calidad. Así, de la mano de Griselda Krauth, Raúl Matranga, Claudia Arana, y los coordinadores de cada carrera, María Dolores Martínez, Margarita Rols, Mariana Ballesteros, Graciela Cortabarría y Daniel Merialdo, quienes supieron leer las necesidades e intereses de una sociedad toda, se abrieron las carreras nuevas, atendiendo la calidad de los títulos, ya que son licenciaturas y tecnicaturas, en articulación con Universidades y con actualización y especializaciones a través de cursos.
Se encuentran involucrados treinta y cinco docentes y sesenta y nueve docentes no subvencionados, siendo la carrera de Educación Física la que cuenta con subvención total por parte de la Dirección General de Cultura y Educación, y responde a 260 alumnos de variadísimas edades y condiciones sociales, económicas y culturales, y que, además, llegan de diferentes ciudades cercanas como San Antonio de Areco, S. Andrés de Giles, Mercedes, Moreno.
Como todos los agentes de la Educación Oficial sus trabajos y estabilidad son garantidos desde derechos y deberes, por la normativa vigente que es la ley escrita en el Estatuto del Docente. Existen responsabilidades y competencias compartidas entre el estado provincial y el municipal. Como todo dueño, la Municipalidad puede determinar la continuidad o no del personal, la continuidad o no del Instituto. El Estado provincial, desde la Dirección General de Cultura y Educación, deberá analizar la legalidad de estas acciones para garantizar el cumplimiento del Estatuto. Pero cabe ahora analizar, y ésta es tarea de cada uno de los ciudadanos, de los actores de la educación dentro de este Instituto y de las autoridades en general y en particular:
- Qué dueño puede pensar en modificar radicalmente aquello que ha demostrado que funciona muy bien, que crece año a año, que es formador de ciudadanos libres, pensantes, con juicio crítico, independientes, capaces de generar y generarse lugares de trabajo, que responde a demandas laborales genuinas de la ciudad, que cuentan con una reinserción laboral real, concreta, que responde a la vocación popular, y que está dentro de la Política del Estado provincial.
- Qué dueño puede pensar en desbaratar arbitrariamente una organización humana de trabajo educativo.
- Qué dueño puede generar dentro de los espacios laborales diversidades que nunca permitan la unidad, desde su concepción, ante la falta de claridad en el accionar, las dobles palabras, los mensajes encontrados, las altas y bajas consecutivas, los no encuentros personales, los dimes y diretes.
- Qué dueño puede pensar generar, además, un gasto extra (pensando en una doble dirección, un doble secretariado, doble representación legal) cuando los que están son pagos por el Estado provincial sin ocasionar gastos propios.
- Qué dueño puede pensar en desestabilizar un establecimiento educativo en funcionamiento poniendo en peligro la continuidad del mismo cuando el Estado nacional y provincial apuntan a la creación de establecimientos en todos los distritos ramas y niveles de educación invirtiendo fondos desde la DPI (Dirección Provincial de Infraestructura), por ejemplo, como hacía más de una década no se hacía.
Desde mi humilde e ignorante lugar de pensamiento creo que ningún dueño puede cerrar ni cambiar radicalmente nada, ningún espacio educativo que determine comprobadamente un lugar de crecimiento social. Y menos un dueño que represente a un pueblo, como lo es la Municipalidad, dueño del Instituto. Ya que el intendente, desde su figura, nunca hace lo que quiere sino lo que sus representados quieren, los beneficie, les genere un lugar de mejoramiento de vida, les garantice un mejor estilo de vida, les abra caminos y espacios laborales.
Nunca quien haya llegado a un espacio de "poder puede", arbitrariamente, desbaratar un sistema ni desconocer una normativa. Desatendiendo, sobretodo, lo que significa y representa la estabilidad de las instituciones sociales y lo que significa trabajar con personas y bregar por un equilibrio. Siempre son bien recibidos los cambios, las modificaciones, en tanto y en cuanto respeten, sumen, resguarden, atiendan, hayan sido comprobadas las necesidades de ejecución y estas surjan de un análisis; cuando no terminan siendo arbitrarias, autoritarias, apresuradas, partidistas. Y, entonces, se violenta la forma.
Y donde se hace educación sinceramente se hace política, ya que los hombres somos políticos por naturaleza, pero nunca puede hacerse partidismo, a menos que se necesite un pueblo sin independencia de pensamiento.
Solamente espero que si presenciamos un desbaratamiento del Instituto no nos tome por sorpresa, no podamos decir: "Yo no sabía nada", no tengamos que lamentarnos sobre lo ya hecho. Son estos días en que no todos estamos con la totalidad de las atenciones puestas, son tiempos de descanso, son momentos en que cuesta informarnos, son tiempos en que, lo que se haga, puede entenderse como entre "gallos y medianoche".
Silvia López Arce
Carta enviada a la Municipalidad el 24 de enero

Permalink :: 15 Comentarios :: Comentar Referencias (0)

Otros mensajes en Febrero del 2008

Blog Creado y Mantenido por Alumnos de la Carrera de Gestión Cultural Luján nks13710.29.12